Flamingo, o el arte del refinamiento auténtico

Flamingo, o el arte del refinamiento auténtico

Flamant es más que una marca, es una forma de vida. Fundada por tres hermanos belgas hace veinte años, la marca evoca tanto una decoración cálida, elegante y sofisticada como una sutil mezcla de pasado y presente que hace que sus muebles y accesorios sean increíblemente familiares y entrañables. Volver a la historia de esta prestigiosa marca.

En busca de una decoración cálida, entre el pasado y el presente.

Flamant es ante todo la historia de 3 hermanos flamencos. Para Alex, Geo y Jacques, la aventura comienza hace unos treinta años en la tienda de antigüedades de su padre. Se lanza la idea inicial. Dé un nuevo impulso a los objetos y muebles viejos, encuentre un medio feliz entre el pasado y el presente: estos son los conceptos de la empresa familiar. Mejor aún, la casa estará diseñada en torno a las palabras "bienvenida", "comodidad", "calidez" y "seguridad". Valores cercanos a lo que uno siente al llegar a casa, al ver caras u objetos familiares. En resumen, Flamant es más que una marca, es una forma de vida. Así lo demuestra la primera boutique en Amberes, inaugurada en 1992. Allí, las piezas antiguas y refinadas se presentan en un ambiente refrescante y moderno, pero sobre todo muy cálido y amigable. Esta primera boutique tuvo tanto éxito que pronto se inauguraron nuevas tiendas: en Gante, en Bruselas.

Casa y objeto: la consagración

La fama de Flamant fuera de las fronteras belgas comenzó con la primera edición del legendario salón Maison & Objet, a las puertas de París. Una presencia que le valió para darse a conocer a los franceses, pero también a los italianos, los alemanes o los japoneses. El pequeño stand de la época se hizo grande y el expositor se dio a conocer internacionalmente. La marca, que ahora tiene casi 300 empleados, incluso ha abierto varias tiendas en todo el mundo: en Francia, Italia, Alemania, Moscú y Tokio.

Productos auténticos de alta calidad.

Los muebles, accesorios, decoraciones de mesa y textiles ofrecidos por la marca son fieles a sus valores: evocan una sensación de familiaridad y autenticidad, pero también emanan una profunda elegancia. Estos valores van acompañados de la elección de la calidad, ya que las colecciones están hechas por artesanos, ya sean especializados en metal, madera, vidrio o tela. Además, Flamant agregó recientemente una cuerda a su arco al complementar su oferta decorativa con pintura y papel tapiz. La idea: permitir al cliente encontrar en las tiendas de la marca, el máximo de accesorios que se utilizarán para personalizar su interior.

Informaciones prácticas

¿Dónde encontrar el universo Flamant en Francia? En Burdeos: 7 Cours de l'Intendance 33000 Burdeos en Lille 59/61 rue Esquermoise 59800 Lille en París 8 lugar Furstemberg, 8 rue de l'Abbaye 75006 París También puede simplemente pasear por la red: //www.flamantshop. com /